sábado, 27 de febrero de 2016

Número 58: Enana blanca

Hoy, después de leer otro capítulo de E.T., la novelización escrita por William Kotzwinkle de la película homónima de Steven Spielberg, retomé La Regenta, de Clarín, en el capítulo quinto (creo)... o tal vez el cuarto...

Hace unas semanas que tengo prestada La Regenta de la Biblioteca Central de la USAC, y varias veces he pensado en devolverla, pero hay algo de mí que se resiste a hacerlo. 

Se podría pensar que se debe a que alguien (quizás el mismísimo Benito Pérez Galdós, no estoy seguro...) la calificó como la mejor novela española de la segunda mitad del siglo XIX (y si fue Pérez Galdós, él sabía mucho de este tema, puesto que él mismo escribió varias de las mejores novelas de esa época). O porque, dejando de lado que alguien la califique o no como la mejor novela de la segunda mitad del siglo XIX en España, hay quien dice (los críticos, supongo) que es la obra maestra de Leopoldo Alas "Clarín". 

Pero no, no me decido a devolverla porque, aun cuando me tomo mucho tiempo con cada capítulo, disfruto mucho leerla. Es una especie de enana blanca (no sé mucho de estrellas, acabo de leer un texto de astronomía y creo que no lo entendí muy bien, pero voy a usar mi propia idea de lo que creo que es una enana blanca...), contiene muchísimo en cada capítulo. Y esta misma densidad es lo que disfruto en sí. 

Claro que no sé cuándo voy a terminar de leerla. Dije eso de la enana blanca, pero no se engañen; es una enana blanca de 518 páginas (o cosa semejante).

Mientras, seguiré leyendo a la vez E.T. (una novelización que esconde aspectos muy interesantes, como el aspecto romántico del anciano botánico espacial y referencias a la música de las esferas), trataré de terminar "Algunos muchachos y otros cuentos" de Ana María Matute (una verdadera maestra del cuento corto), y Las brujas de Salem de Arthur Miller (cuyas acotaciones son tanto o más interesantes que los diálogos de los personajes).

domingo, 2 de mayo de 2010

Número 57: Algo más sobre el concurso 2009 y otras cosas más...

No he vuelto a escribir desde el 1 de enero del presente año. Me corrijo, no he vuelto a escribir en este blog, que en el otro sí. Pero ahora retomo, con la esperanza de dejarme llevar por el impulso, para publicar algo que me parece meritorio.

El amigo Eddy Roma me envió hace unas semanas su listado de "libros leídos en 2009", y me pareció sumamente impresionante; en virtud de lo cual, quise retractarme de mis resultados primigenios y otorgarle el premio al primer lugar en el concurso, pero al saberlo él, me replicó:

"Julio:

Por llegar tarde a la convocatoria no merezco obtener el primer lugar de tu concurso. No es justo: había un plazo estipulado y acudí fuera de él. En cambio, será un honor aparecer en tu blog junto con los demás participantes."

Por cuanto, he de publicar su listado:


1. Puro humo, Guillermo Cabrera Infante
2. Vista del amanecer en el trópico, Guillermo Cabrera Infante
3. 0, Guillermo Cabrera Infante
4. Así en la paz como en la guerra, Guillermo Cabrera Infante
5. La Habana para un infante difunto, Guillermo Cabrera Infante
6. Hombre adentro, Francisco Pérez de Antón
7. El vuelo del faisán herido, Francisco Pérez de Antón
8. El poso de la espuma, Francisco Pérez de Antón
9. El halcón maltés, Dashiell Hammett
10. La maldición de los Dain, Dashiell Hammett
11. Adiós, muñeca, Raymond Chandler
12. El largo adiós, Raymond Chandler
13. La guerra de los gimnasios, César Aira
14. El caso Galton, Ross McDonald
15. Paso fatal, Wade Miller
16. Efecto Beethoven, Diego Fischermann
17. Juventud, J.M Coetzee
18. Exorcismos de esti(l)o, Guillermo Cabrera Infante
19. Playback, Raymond Chandler
20. Una vida por la palabra. Entrevista con Sergio Ramírez, Silvia Cherem
21. Triste, solitario y final, Osvaldo Soriano
22. Arcadia todas las noches, Guillermo Cabrera Infante
23. Nadie sabe más que los muertos, Ramón Díaz Eterovic
24. Ángeles y solitarios, Ramón Díaz Eterovic
25. El gran arte, Rubem Fonseca
26. Claustrofilia, Marco Valerio Reyes Cifuentes
27. Managua Salsa City (Devórame otra vez), Franz Galich
28. Adiós, Hemingway, Leonardo Padura Fuentes
29. Un oficio del siglo XX, Guillermo Cabrera Infante
30. El perro en llamas, Byron Quiñónez
31. Vidas para contarlas, Guillermo Cabrera Infante
32. La vaca, Augusto Monterroso
33. Literatura y vida, Augusto Monterroso
34. De fusilamientos y otras narraciones, Julio Torri
35. Fez, ciudad santa de los árabes, Luis Cardoza y Aragón
36. El horror de Dunwich, H.P. Lovecraft
37. El nicaragüense, Pablo Antonio Cuadra
38. Tres tristes tigres, Guillermo Cabrera Infante
39. La profesión maldita, Frank Padrón
40. Días amarillos, Javier Payeras
41. Crítica, José de Armas y Cárdenas (Justo de Lara)
42. La guerra de los capinegros, Francisco Pérez de Antón
43. Crítica religiosa, Voltaire
44. El sueño de los justos, Francisco Pérez de Antón
45. Cansados de esperar el sol, Francisco Pérez de Antón
46. El arma en el hombre, Horacio Castellanos Moya
47. El asco (Thomas Bernhard en San Salvador), Horacio Castellanos Moya
48. El Diablo sabe mi nombre, Jacinta Escudos
49. 8 narraciones policiales, Lino Novás Calvo
50. El mago, César Aira
51. Guatemala, la Democracia y el Imperio, Juan José Arévalo
52. Así cayó la democracia en Guatemala, Julio Castelló
53. Canto ceremonial contra un oso hormiguero, Antonio Cisneros
54. Pasos de ciegos, Zoila Frómeta Machado
55. INRI, Raúl Zurita
56. Manual del triunfo, Irela Casañas Hijuelos
57. Las baladas impuras, Hugo González Diéguez
58. La vuelta al día en ochenta mundos, Julio Cortázar
59. Yo desierto, José Alberto Velázquez
60. Gradual de laúdes, Ángel Gaztelu
61. Poesía popular dominicana, Emilio Rodríguez Demorizi
62. Las quince mil vidas del caminante, Luis Rogelio Nogueras
63. Cuentos para leer después del baño, Camilo José Cela
64. Quinta estación, Luis Cardoza y Aragón
65. Muros de luz, Marco Antonio Flores
66. La derrota, Marco Antonio Flores
67. La voz acumulada, Marco Antonio Flores
68. Amadeo Brañas, historiógrafo, Eduardo Villagrán
69. La palabra perdida, Jorge Luis Arcos
70. Los nuevos escritores y Luis Cardoza y Aragón, Alexander Sequén-Mónchez, Maurice Echeverría, Javier Payeras, Ramón Urzúa Navas y Tania Palencia.
71. Los adioses, Juan Carlos Onetti
72. La vida es sueño, Marco Antonio Flores
73. Cuando entonces, Juan Carlos Onetti
74. Cuentos completos, Marco Antonio Flores
75. Miguel Ángel Asturias, casi novela, Luis Cardoza y Aragón
76. Espirales, Javier Mosquera Saravia
77. Las huellas de Guatemala, Gustavo Porras Castejón
78. Poesía prepóstuma, Luis Eduardo Rivera
79. Con M de Marilyn, Rafael Ramírez Heredia
80. Las batallas perdidas, Marco Antonio Flores
81. Ciudad en sombras. Casos del capitán Cardona, Armando Almánzar R.
82. Los jueces, Arnaldo Gálvez Suárez
83. Canto palabra de una pareja de muertos, Pablo García
84. Pueblo y poesía, Enrique Juárez Toledo
85. El bien de amar, Enrique Juárez Toledo
86. Bachata del ángel caído, Pedro Antonio Valdez
87. Casa de poeta, Enrique Juárez Toledo
88. Los elementos terrestres, Eunice Odio
89. Entre fantasmas, Fernando Vallejo
90. Breve historia de Grecia, W.A. Heurtley, H.C. Darby, C.W. Crawley y C.M. Woodhouse
91. La Virgen de los Sicarios, Fernando Vallejo
92. Cantamos por la herida, Enrique Juárez Toledo
93. Camilo Cienfuegos, Carlos Franqui
94. Amor es violento. Intrusiones literarias al romance entre Luis Cardoza y Aragón y La Florentina, Alexander Sequén-Mónchez
95. Almas en pena, chapolas negras, Fernando Vallejo
96. Bizancio, Philip Sherrard
97. Diarios de aprendices (1939-1976). César Brañas (Edición de Alexander Sequén-Mónchez).
98. El imperio bizantino, Norman H. Baynes
99. Las cosas y el olvido, Mario Monteforte Toledo
100. Máscaras de doble fondo, Luis Cordón León
101. Cuando era feliz e indocumentado, Gabriel García Márquez
102. Luto eterno y otros cuentos, Pedro Jorge Vera
103. ¿Quién mató a la tía?, Marco Antonio Ordóñez Madrid
104. El oro de la edad, Ariel Ribeaux Diago
105. La arboleda perdida. Libros I y II de Memorias, Rafael Alberti
106. En el país de los cuentos, Knut Hamsun
107. Los trabajos de Persiles y Sigismunda, Miguel de Cervantes Saavedra
108. El cerco de Numancia. El gallardo español, Miguel de Cervantes Saavedra
109. Tatologías, Luis Eduardo Rivera
110. La niña de Guatemala, Máximo Soto-Hall
111. El viaje hacia la ficción. El mundo de Juan Carlos Onetti, Mario Vargas Llosa
112. Las calles del Purgatorio, Herbert Toranzo Falcón
113. Plano secundario, Emerio Medina Peña
114. Narrativa puertorriqueña actual. Actualidad y parodia, Vitalina Alfonso
115. Eros del espejo, Rubén Rodríguez González
116. Luna Poo y el paraíso, Lázaro Zamora Jo
117. Havana Dirty Trilogy, Pedro Juan Gutiérrez
118. Tengo miedo torero, Pedro Lemebel
119. Los muertos deben morir, Felipe Valenzuela
120. Museo de ángeles caídos, Ernesto Peña González
121. Palabra de sombra difícil. Cuentos cubanos contemporáneos Selección y prólogo de Rogelio Riverón
122. Cuentos, Julio Ramón Ribeyro
123. Los conquistadores de la Antártida, Francisco Coloane
124. La bandada infinita, Jorge Luis Arzola
125. Aquí siempre es de noche, Byron Quiñónez
126. Rayo de luz, Raúl Flores Iriarte
127. Dorado mundo, Francisco López Sacha
128. Tunomás Honey, Jim Sagel
129. Para morir contento, Enrique Juárez Toledo
130. Viernes 13, David Goodis
131. W, Yoss
132. Los ausentes, Godo de Medeiros
133. Santo oficio de la memoria, Mempo Giardinelli
134. El libro negro, Estuardo Prado
135. Los amos de la noche, Estuardo Prado
136. Los cuentos de don Juan Jenanito, Luis Alfredo Arango
137. El alhajadito, Miguel Ángel Asturias
138. Retrato de otros soles, Igor Slowing
139. Blues con molinos, Yenisbel Rodríguez Albelo, Cindy
140. De lo vivo a lo pintado, Manuel Galich

Quizás alguien se pregunte, "¿cuál es el objeto de publicar tales listados?". Y yo respondo, apostróficamente (pero si quieren pueden replicarme, jeje): uno de los objetivos es sugerir nuevas obras y autores. Puedo decir que me enriquece, en lo personal, conocer qué leen otros y, de hecho, he llegado a conocer muchas obras que considero fundamentales gracias a la mención que de ellas hayan hecho otras personas.

Hay mucho que leer, ciertamente, pero cierta orientación podría ayudarnos a dirigir nuestros esfuerzos en una dirección más productiva (aún cuando suene mercantilista, jaja).

Así que: a leer. Ya veremos si puedo ser (si no constante) periódico en la publicación de posts en este blog.

viernes, 1 de enero de 2010

Número 56: El concurso 2009 y sus resultados

Quiero recordar el post de hace un año:

"Cada año, desde 2003, llevamos a cabo un concurso con algunos amigos. Se trata de leer la mayor cantidad de libros posibles en un año. A estas alturas, creo que soy el único que sigue con la tradición, pero en todo caso, me ha sido útil como motivación para leer. El pasado 2008 me hubiera gustado leer más, a lo mejor me faltó diligencia, y por otra parte algunas obras que me interesaban quedaron rezagadas, por ejemplo La Ilíada y La Odisea de Homero; pero, algo es algo."

Y "La Ilíada" y "La Odisea" han quedado rezagadas un año más, qué le vamos a hacer. Este año otra persona me ha enviado la lista de las obras que leyó. He de agradecerle bastante y reconocer, como se lo hice saber por escrito, en un mensaje electrónico, que me he sentido bastante impresionado al leer su listado. Pertenece a claraq, de Asato Ma Sat Gamayo, he aquí:

1. Cascabel, Arturo Arias.
2. Week-end en Guatemala, Miguel Ángel Asturias
3. Leyendas de Guatemala, Miguel Ángel Asturias
4. Gandhi: his life and message for the world, Louis Fischer
5. Gone with the wind, Margaret Mitchell
6. Ficciones, Jorge Luis Borges
7. El otoño del Patriarca, Gabriel García Márquez
8. Piedra Ab'aj, Rosa Chávez
9. Guerra y Paz, Lev Tólstoi
10. Night and Day, Virginia Woolf
11. The Stranger, Albert Camus
12. The owl in the attic, James Thurber
13. The Pearl, John Steinbeck

Entre los libros que leyó claraq, me encuentro con algunos que me hubiera gustado leer, por ejemplo: Cascabel, Ficciones, Guerra y Paz. Éste último me produce temor y respeto, por su extensión y, aún más, por su comprensión. Algún día...

Bien, y ahora mi listado. En azul los que más me gustaron y en azul y negrilla los sobresalientes:


1. Daisy Miller – Henry James
2. El juez Olaverri y Juan Canastuj (Historias Policíacas) – Octavio Aguilar

3. La agonía del principio – Igor Slowing
4. Once miniaturas – Ricardo del Carmen
5. Juntos por ahí – Patricia Barbadillo
6. Inflamable – Leonel Juracán
7. Uno y el Universo – Ernesto Sábato
8. Junajpú e Ixbalanqué: Libro de lectura para Cuarto Grado – Adrián Ramírez Flores
9. Chis y Garabís – Paloma Bordons
10. Operación rescate – Jean Van Leeuwen
11. Bibiana y su mundo – José Luis Olaizola
12. El Señor Presidente – Miguel Ángel Asturias
13. El dedo mágico – Roald Dahl
14. Árbol de pájaros – Francisco Morales Santos
15. Los de Abajo – Mariano Azuela
16. Una sombra que pasa – Diego Doncel
17. Legión – William Peter Blatty
18. Reventones y Alambretes – André Maurois
19. ¿Quién mató a Zebedee? – Wilkie Collins
20. El Traidor del Siglo – John Le Carré

21. El misterio del hombre que desapareció – María Isabel Molina Llorente
22. La dama de Escalot – Anónimo
23. The Twits – Roald Dahl
24. La Filosofía de la Risa – Víctor Manuel Rivera Toledo

25. Graga y otros cuentos – Francisco Alejandro Méndez
26. Retrato de Borracho con País – Eduardo Juárez
27. La importancia de llamarse Ernesto – Oscar Wilde
28. Un enemigo del Pueblo – Henrik Ibsen
29. Suicidios ejemplares – Enrique Vila-Matas
30. Tiburón – Peter Benchley
31. El abanico de Lady Windermere – Oscar Wilde
32. Historias de Cronopios y Famas – Julio Cortázar
33. El Talón de Aquiles – Ruth Rendell
34. El Sí de las Niñas – Leandro Fernández de Moratín
35. La Vuelta de Tuerca – Henry James
36. Estudio en escarlata – Arthur Conan Doyle
37. El Libro de las Tierras Vírgenes – Rudyard Kipling
38. El signo de los cuatro – Arthur Conan Doyle
39. Heidi – Johanna Spyri
40. La leyenda de Sleepy Hollow – Washington Irving
41. Capitanes intrépidos – Rudyard Kipling
42. Un pingüino en el desierto – Carlos Puerto
43. La comedia nueva o El café – Leandro Fernández de Moratín
44. Seis cuentos para fumar – Byron Quiñónez
45. Mai – Hilda Pereira
46. San Manuel Bueno, Mártir – Miguel de Unamuno
47. El perro en llamas – Byron Quiñónez
48. Barbuchín – Daniel Armas
49. Solomán – Ramón García Domínguez
50. El vicario que hablaba al revés – Roald Dahl
51. El diablo de la botella – Robert Louis Stevenson
52. A puerta cerrada – Luis Fernando Alejos
53. Otra vez Heidi – Johanna Spyri
54. Cuentos Pajeros Volumen I – Johan Bush Walls
55. Juan Salvador Gaviota – Richard Bach
56. Crímenes y Procesos – Dr. Armando Gálvez F.
57. El hombre cara de luna – Jack London
58. Tres Novelas Ejemplares Y Un Prólogo – Miguel de Unamuno

59. La caza del Snark – Lewis Carroll
60. Vuelva Vd. mañana y otros artículos – Mariano José de Larra
61. El Alienista – Machado de Assis

62. Sin Casaca Relato Corto en Guatemala
63. Pipeto, el monito rosado – Carlo Collodi
64. Un monstruo en el armario – Carmen Vásquez-Vigo
65. Colmillo Blanco – Jack London
66. Esquisses – Enrique Gómez Carrillo
67. Manual del guerrero de la luz – Paulo Coelho
68. Breviario de estética teatral – Bertolt Brecht
69. La litera fantasma – Rudyard Kipling
70. Las aventuras de Sherlock Holmes – Arthur Conan Doyle

71. La vida en París – Marcel Proust
72. Cuentos – Carlos Samayoa Chinchilla
73. Marianela – Benito Pérez Galdós
74. Matilda – Roald Dahl

75. Los intocables: Juega un G-man – Lou C. Carrigan
76. El silencio de los corderos – Thomas Harris
77. Niebla – Miguel de Unamuno
78. El Conde Lucanor – Don Juan Manuel

79. The Catcher In The Rye – J.D. Salinger
80. Lolita – Vladimir Nabokov
81. El beso de la Mujer Araña – Manuel Puig


Al analizar mi calificación de los libros "sobresalientes", reconozco que hay algo de subjetivo en ello, mi afición por las obras de Miguel de Unamuno y Vladimir Nabokov, mi indulgencia con las manifestaciones de la literatura infantil; pero, más allá de ello, este blog fue bautizado por mí: Mis Libros Favoritos Y Otros Más. En todo caso, he de señalar que la lectura de cada una de las obras enumeradas fue interesante. Siempre se aprende algo, aún de las obras de motivación, o como quiera llamárselas, de las cuales hay un par de ejemplos por ahí.

En algunos casos, me acerqué a ciertas series (como la de Hannibal de Thomas Harris, comenzando con la obra intermedia, aún cuando ya hay una cuarta parte), y terminé otras (Legión es la continuación de El exorcista de William Peter Blatty), me enganché con algún personaje (Sherlock Holmes) y entré en conocimiento con la obra de algún autor (André Maurois, Marcel Proust, Benito Pérez Galdós, Leandro Fernández de Moratín), se confirmó mi admiración por otros más (Miguel de Unamuno, Mariano José de Larra). Qué sé yo, fue un año productivo, aún cuando de clásicos muy poco, pero eso sí, de literatura infantil bastante.

Logré superar la meta del 2008, y en este 2010 espero superar la meta del 2009. Ya veremos.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Número 55: El concurso II

Este blog ha estado más que abandonado por un servidor, pero ahora es más que necesario retomarlo.

Simplemente quiero hacer el recordatorio para el concurso. ¿Qué concurso? Ése en el que tenemos que leer todo lo que podamos (obras literarias, principalmente) y apuntar los nombres de las obras y autores. Gana quien haya leído más. Bueno, quizás nadie se acordó de leer mucho este año, pero en caso de que sí, o de que simplemente tenga una lista de obras leídas y quiera compartirla aquí, puede enviarla bien identificada para evitar extravíos y confusiones a: julioenriquepellecer@gmail.com

Y ya me encargaré de publicarlas y hacer notorio quién ha sido el o la ganador/a.

Saludos, personas lectoras.

Pd. Por cierto, reitero que el único premio es la satisfacción de haber leído más (ya sé lo que están pensando muchos: qué fome).

martes, 1 de diciembre de 2009

Biblioteca Básica Salvat: Completa


Así es, queridísimas personas lectoras, hemos reunido la colección completa: 100 libros. Fue un largo camino hasta aquí, pero se logró.


Ahora me toca leerlos... jajajajajajaja.




miércoles, 9 de septiembre de 2009

Número 54: Sherlock Holmes (2009)

Últimamente he tratado de ser más comprensivo con las versiones cinematográficas de los libros que me gustan, que he leído, o de cualquier texto en general.

Ahora que está anunciándose el estreno de la nueva cinta de Sherlock Holmes para la navidad de este año, tengo algunos comentarios:
  1. Me llama la atención ver cómo interpretará Robert Downey Jr. a Holmes. Quizás sea un actor que no entre en la caracterización convencional del personaje, pero quiero ver qué le aportará al mismo.
  2. Ciertamente, si Downey Jr. no se asemeja casi en nada a Holmes, Jude Law está casi en las antípodas de Watson, sin embargo me parece interesante la elección tan, aparentemente, contradictoria de actores para interpretar a caracteres que la mayoría de personas conocen al menos de oídas.
  3. Aún si el filme es malísimo, Rachel McAdams interpreta a Irene Adler. Si la interpretación de McAdams destruye a "la mujer", al menos me dará gusto verla a ella (a Rachel, quiero decir) porque me gusta (jajajajajajajajajaja).
  4. Es obvio que la mayoría de detalles en el filme son imprecisos, ya mencionamos la fisonomía de los personajes principales. Pero hay algunos elementos interesantes (elemental, mis queridas personas lectoras): Holmes muestra más músculo en acción que de costumbre. Y es un hecho que él era un gran combatiente, justo como lo muestra el trailer, con el bastón y boxeando.
  5. Por último, la película se ve divertida. Será de ir a verla y comprobarlo (y no morir en el intento, que no se pierde la vida si una cinta es mala).

Aquí les dejo el trailer 2:

Video: http://www.youtube.com/watch?v=I0hXhGt5XPg

jueves, 20 de agosto de 2009

Número 53: O Xangô de Baker Street






O Xangô de Baker Street es una de mis películas favoritas, si no me creen revisen mi perfil de blogger. Irónicamente, nunca la había visto completa, pero gracias a la responsabilidad que he asumido ante Vds., apreciadas personas lectoras, me tomé el tiempo para verla nuevamente, ahora sí de manera completa, y de investigar un poquito para contarles mis impresiones.

El filme bien podría integrarse en ese universo expandido que mencioné en la reseña sobre "La vida privada de Sherlock Holmes". Una aventura no documentada por el Dr. Watson y rescatada por Jô Soares, en la cual se narran las peripecias y desventuras de Holmes en Río de Janeiro, cuando es convocado por el mismísimo Emperador Pedro II para encontrar un famosísimo violín Stradivarius: "El canto del cisne", última obra fabricada por el magnífico Antonio Stradivari (Stradivarius es el plural, lo que uno aprende escribiendo reseñas en blog), y el cual posee una sonoridad incomparable, paradójicamente, debido al pulso tembloroso del maestro Antonio, que lo creó cuando ya era un anciano.

Sin embargo, al arribar Holmes a Río (o más bien, al arribar el barco en el que viaja porque según WordReference "arribar" es: Llegar una nave a un puerto), convocado por la actriz Sarah Bernhardt (hablando de nombrecitos difíciles de escribir), amiga personal del detective, se encuentra con que han ocurrido dos asesinatos a mujeres, en circunstancias misteriosas pero idénticas, y deduce de inmediato que están relacionados con el hurto del Stradivarius. A partir de ahí, se entrevista con el Emperador (en la cual se desenvuelve con cierta torpeza, literalmente), tiene sus primeros choques con la cocina brasileña que le parece fascinante pero le resulta indigesta, y la misma noche de su llegada, durante un paseo que decide tomar para calmar su malestar, rescata a una joven y tiene su primer encuentro con el asesino de mujeres, a quien persigue infructuosamente. Tras conocer al superintendente de policía Mello Pimenta, Holmes le expone su teoría acerca del asesino quien por tener un patrón en sus crímenes podría ser llamado un "serial killer" (dando a entender que quien inventa el término es el mismo Holmes), y le explica que piensa, además, que los asesinatos están relacionados con el extravío del violín, conclusión que ya había alcanzado el mismo Pimenta, quien no es tan tonto como los detectives de Scotland Yard de las aventuras de Holmes.

Me parece que O Xangô de Baker Street, es un descendiente directo de La Vida Privada de Sherlock Holmes y junto a ésta entra en un conjunto de filmes sobre Holmes que pueden no ser precisos en cuanto a ciertos elementos del canon, pero no que no dejan de ser entretenidos.

Imitando al buen Dr. Watson, así como él, en Estudio en escarlata, elaboró una tabla con las habilidades y conocimientos de Holmes, voy a tratar de armar una similar pero de las habilidades y conocimientos bajo los efectos del cálido clima del Brasil, la cocina carioca, la marihuana (que Holmes comienza a consumir en vez de la cocaína, ya hablaré de eso más adelante) y el amor romántico (otro tema que hemos de profundizar por sus implicaciones canónicas):

Música: toca el violín magníficamente durante una presentación ante el Emperador; en este punto, Soares no parece tener reparo y hasta hace sobresalir el virtuosismo de Holmes.

Combate: aún cuando no lo vemos combatir en sí, durante la infructuosa persecución, vemos a Holmes esgrimir su bastón con gran maestría, lo cual Arthur Conan Doyle anotó como una de sus habilidades. En general, podríamos esperar que en una escaramuza Holmes presentara un reto considerable a su oponente.

Leyes: Holmes, o no conoce o no le importan mucho las leyes cariocas, al punto que es arrestado por atentar contra la moralidad.

En cuanto a sus habilidades deductivas, se encuentran muy mermadas, pero insisto podríamos suponer que se deba al clima y al consumo de una droga más bien relajante, en contraste con el "aceleramiento" que supone la ingestión de cocaína (la cual, por cierto, nunca tuvo efectos benéficos en cuanto a su lógica deductiva, pero tampoco negativos, al contrario de los efectos perjudiciales que parece tener la marihuana en cuanto a disminuir la calidad de sus razonamientos).

Otro de los problemas de Holmes es que se enamora, por primera vez según dice, de Ana Candelaria, la joven que él ha rescatado del asesino en serie. Así, su mente no está en las mejores condiciones para funcionar, y sin que se dé cuenta, el asesino ha ganado terreno.

El argumento podría compararse con el de "Un escándalo en Bohemia" (una de las primeras derrotas de Holmes, y donde aparece Irene Adler, "la mujer" que Holmes admira de una manera intelectual y platónica). Aún cuando el misterio no aparenta mayor originalidad y quizás sea inferior a la clase de enredos típiicos del género policíaco, me parece que logra mantenerlo a uno en vilo, no creo que sea tan predecible, al menos a mí me sorprendió la conclusión.

Una de las intenciones del filme, así como del libro de Jô Soares, es criticar a la sociedad brasileña del siglo XIX, con sus afectaciones ridículas, y mencionar un poco la lucha de los abolicionistas previo a la liberación de los esclavos. Además crea un contraste interesante entre el par de personajes ingleses, Holmes y Watson, y la actriz Bernhardt, y los habitantes del Brasil decimonónico. Holmes, por ejemplo, no entiende porque en un país tropical los miembros de la alta sociedad visten de negro. Se menciona el tema de la religión afro-brasileña, específicamente el Candomblé, y de ahí el título del filme, puesto que el Rey Obá Shité III, le dice a Holmes: "Eres hijo de Xangô Orixá, el santo que te protege. Siempre utiliza este collar, mi hijo. Nunca lo olvides: Xangô es tu padre. Xangô es tu protector." Según lo que leí, y que Vds. pueden ampliar haciendo clic en el nombre que está arriba, Xangô "Es considerado Orisha de los truenos, los rayos, la justicia, la virilidad, la danza y el fuego."

La música de Edu Lobo es magistral, el arte está bien cuidado, las actuaciones me parecen buenas, en especial la de Joaquim de Almeida como Holmes y la Anthony O´Donnell como Watson, aún cuando las fisonomías de ambos actores no son necesariamente las adecuadas para los personajes que interpretan.

En fin, una película entretenida si se la aprecia fuera del canon (y aún colocándola dentro de él, si se le quiere ver como algo adicional, accesorio).